De Monte Grande a Bali: la isla que ofrece

Una periodista de la región recorre la isla hinduista de Indonesia, famosa por su arte, templos, playas y sus calles repletas de ofrendas a los dioses.

Primera parada el aeropuerto. Un lugar en donde se mezclan los carteles que dan la bienvenida a un lugar turístico por excelencia (ideal para recién casados) y carteles de advertencia. Nada de drogas o pena de muerte.

Tras ese impacto, y un monto fijo para la visa, la primer impresión ya es súper positiva, la famosa arquitectura balinesa, caracterizada por el uso de la madera y los materiales naturales, se registra desde el mismo aeropuerto,

Esta impronta de belleza y colores se mantendrá durante cada uno de los 7 días que dura el viaje en esta pequeña porción de tierra del Sudeste Asiático que se diferencia de las otras regiones de Indonesia, por su religión hinduista, frente a la mayoría musulmana.

El arte

Se respira por todos lados. Desde la arquitectura, a los mercados, los barriletes de colores y los negocios que exponen y/o venden todo lo que tiene que ver con la expresión cultural, artesanía, danza, escultura, pintura, orfebrería, peletería y música.

Para empacharse de su arte en todo su esplendor, hay que pasar por el pueblo de Ubud (al norte de Denpasar), conocido como el centro cultural de Bali. Son inolvidables su mercado de arte, museos y galerías.

En las calles y por todos lados hay barriletes de múltiples colores (en el hinduismo balinés hay un dios de los vientos y uno dios de las cometas, Rare Angon) que iluminan el camino de turistas y ciudadanos.

calles

Si pudiese meterlo en la valija, uno se traería para su país todo lo que encuentra a su paso.

La arquitectura

Cada propiedad en la isla tiene su encanto y está impregnada por la estética balinesa, influenciada por el hinduismo. Perderse por las calles de la ciudad es sumergirse en un sinfín de colores (antes hay que aventurarse en el caótico tránsito de motos).

Los balineses comparten una propiedad entre toda la familia y el resultado es un hermoso terreno con varios hogares que respetan una misma lógica de infraestructura y decoración. En un complejo es normal encontrar hasta tres generaciones viviendo juntas. Cada uno de los miembros adopta un rol, viven y se sostienen entre todos.

casab

Cada hogar contiene una cocina, un dormitorio y un taller, un pabellón para invitados y otro ceremonial para ritos religiosos.

Las ofrendas

La religión, así como la cultura, está presente por todos lados. Los “hinduitas balineses” mezclan la creencia en los dioses y doctrinas hindúes al lado de creencias animistas y culto a santos budistas.

Los habitantes de Bali se ofrecen al turista con su sonrisa, y, al mismo tiempo, les ofrecen a sus dioses constantemente. Se encuentran sus ofrendas en cada esquina, incluso en playas y en la propia calle. Tanto que se vuelven parte del paisaje.

Las ofrendas, bellas piezas temporales de arte para el ojo turista, se celebran en todas partes. Así uno se topa constantemente con los “canang sari”, ofrendas hechas de hojas de plátano relleno de galletas, arroz y algunas veces incluso dinero. Tiene como objetivo aplacar a los espíritus y dioses.

ofrenda

Tan importante son las ofrendas, que una familia promedio destina al menos la mitad de sus ingresos en ello.

Las Playas

La variedad es característica de esta zona. Y las hermosas playas se suman a la lista de virtudes. Son el destino favorito de surfers, principalmente australianos, ya que solo viajan 3 horas para llegar, y están específicamente preparadas para los amantes de las tablas.

Los pueblos llevan el encanto del surf por todos lados y las ciudades se visten de colores y de casas y locales pintorescos, con la impronta de las olas.

Se pueden alquilar tablas y tomar clases, tanto principiantes como aquellos más experimentados que quieran enfrentarse al mar.

La playa de Kuta es una de las más turísticas de la isla. Ubicada en el sur de la isla en la península de Butik, cuenta con dimensiones excepcionales y actividades de noche y día para los que se aburren rápidamente.

Los templos y arrozales

Una de las grandes maravillas de esta isla son sus templos y arrozales. Ambos, diferentes pero majestuosos, rodeados de naturaleza y un aura de espiritualidad y energía.

Los arrozales, son extensos campos en donde los lugareños cultivan su fuente de ingreso (la mayoría de los habitantes de la isla de Bali se dedican a la agricultura, principalmente al cultivo de arroz).

arrozal

Uno puede perderse en el manto verde intenso, rodeado de palmeras, que se gigante a medida que se sube por los pequeños senderos, y descubrir un paisaje hasta ahora inédito en su mundo.

Si bien, es posible encontrar arrozales en gran parte de la isla, la zona más destacada es Ubud (conviene contratar un coche con conductor). De hecho, Jatiluwih, fue declarada patrimonio cultural de la humanidad.

El encanto también lo tienen los templos, imperdibles para adentrarse en la cultura hindú y conocer más la vida sagrada de los balineses. Pese a la pequeña extensión de la isla, existen más de 10 mil de ellos en Bali. Dos de los imperdibles son el Pura Tanah Lot y el de Pura Besakih.

Este último, es el más grande de la Isla. Fue construido en el siglo XIV y está compuesto por 22 templos conectados entre ellos por terrazas y escaleras que conforman entre un eje, donde en el punto más alto se encuentra el templo PenataranAgung.

Pura Tanah Lot, por su parte, está construido justo encima de un compuesto rocoso que se halla en medio del mar. Se realizó allí para honrar al dios del mar. Las leyendas cuentan que en esta isla, durante muchos años habitaron gigantes y serpientes venenosas para poder protegerlo de los malos espíritus.

Allí los turistas hacen cola para tomar fotografías en el mejor sitio o recibir una bendición de sus monjes. Sin dudas es de esos momentos en los cuales uno sabe que el largo viaje ha valido la pena.

templo

Bali

Tiene apenas 140 km de longitud este-oeste y 90 km de norte a sur, y una superficie de 5.636 km².

Tiene 3 millones de habitantes.

La mayoría se dedica a la agricultura, principalmente al cultivo de arroz.

A diferencia del resto de Indonesia donde la religión predominante es el islam, más del 90 por ciento de los balineses son hinduistas, aunque practican una forma muy particular de hinduismo conocido como “hinduismo balinés” que mezcla la creencia en los dioses y doctrinas hindúes al lado de creencias animistas y culto a santos budistas.

Otras minorías religiosas en Bali son los musulmanes (principalmente pescadores de la costa), cristianos y budistas.

Más info: http://www.viajarabali.com

 

Tags: , , ,

 

Articulo de la Semana

 
 
 

 
 
 


16°C
T.de sensación 16°C
Soleado

Hoy:
16°C / 8°C