UNA CASONA EN EL RECUERDO | EL MIRADOR DE BANFIELD

Se trata del inmueble sito en la calle Rincón 59, de Banfield, Lomas de Zamora. Cuando su silueta en altura se identificaba desde el viejo puente de Escalada, hoy de haberse mantenido en pie, se confundiría con las torres en propiedad horizontal que se levantan en Banfield y Lomas Centro. Esta destacada construcción tenía un “Diseño Funcional”, tal como lo describía Miguel Ángel López, que había vivido durante unos 38 años en esa pintoresca casona de Banfield. Sobre un terreno de buenas medidas, con jardín al frente, acompañado de dos ceibos y dos palmeras fénix canariensis, se emplazaba en el centro la masa edilicia separada de la medianera vecina y de las vías del entonces Ferrocarril del Sud. Se desarrollaba en varias plantas, un semisótano, la planta baja, un piso alto, destacándose un mirador, desde el cual se podía ver la cancha de Racing y, en días claros, la silueta lejana del Transbordador Dr. Nicolás Avellaneda.

bu 204 antiguo_caseron_mirador_rincon_y_vias_banfield

En el semisótano se desarrollaban las dependencias de servicio, en la planta baja (se accedía por una escalerita de barandas de madera y peldaños de mármol), traspuesta la puerta se ingresaba a la recepción. En ese nivel se desarrollan la cocina, antecocina, comedor diario, un comedor con piso de pinotea, con paredes interiores empapeladas, al frente con una extensión en ventana saliente recta, que remataba en su parte superior con un balcón con vistas al frente, al contrafrente y lateral. A la planta alta se llegaba por una escalera de madera trabajada donde se desarrollaba el dormitorio principal al frente con ventanal con un macetero de madera trabajada, dos dormitorios con vistas al contrafrente, contando con dos baños.

Al mirador circular se llegaba a través de una escalera caracol metálica, rematándose en la parte superior con un mirador desde donde se podía apreciar a la Ciudad de Lomas de principios del siglo XX. En el fondo había una huerta, un lavadero, una caballeriza y un importante palomar cuya arquitectura llamaba la atención por detrás de la edificación y apoyado al muro de mampostería, vecino a las vías. Su arquitectura era ecléctica, funcionalmente se trataba de un manoir francés, con elementos decorativos art nouveau (mayólicas verdosas), pintoresco, con cenefas de madera trabajadas. La cúpula victoriana era otro elemento que llamaba la atención.  Esta edificación como otras de Lomas de Zamora, lógicamente de la ciudad de las bellezas arquitectónicas y paisajísticas no la de hoy de las moles grises repetitivas y aburridas, fue motivo de ilustrativo de una de las páginas del libro de historia de arquitectura que elaboraron Peña y Xubiri.  La casona, según fue relatado, se ejecutó con planos traídos de Europa, interpretados por algún caracterizado constructor que se desconoce su nombre. La obra fue encomendada por los Hermanos Saint, conocidos industriales con residencia en Temperley.

*Por Arq. Luis Carmelo Letizia. Extracto de “El Mirador de Banfield – Nota I” de blog de Equipo de Investigación Científica – Ciencias Naturales y Sociales – Lomas de Zamora.

 

Tags: ,

 

Articulo de la Semana

 
 
 

 
 
 


16°C
T.de sensación 16°C
Soleado

Hoy:
16°C / 8°C